TUS HERIDAS QUIZÁS NO SEAN TU CULPA, PERO TU SANACIÓN ES TU RESPONSABILIDAD
in

TUS HERIDAS QUIZÁS NO SEAN TU CULPA, PERO TU SANACIÓN ES TU RESPONSABILIDAD

La mayoría de tus heridas quizás no sean tu culpa, pero tu sanación si es tu responsabilidad. Debes dejar de tocarlas para que sanen, hacer borrón y cuenta nueva sobre lo que ya has vivido para iniciar nuevos caminos; repara tu alma, pon tu mirada en el horizonte y ya deja de llorar sobre lo que no tiene solución, eres tu único sostén y debes levantarte desde la experiencia con más fuerza.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTRA VIDA, SIEMPRE SERÁ LA MEJOR COMPAÑÍA

LA PRESENCIA DE DIOS EN NUESTRA VIDA, SIEMPRE SERÁ LA MEJOR COMPAÑÍA

¡VAS A LOGRARLO! YA DEJA DE DUDARLO

¡VAS A LOGRARLO! YA DEJA DE DUDARLO